Autor: Admin-SBQC

"Los colectivos son sinónimo de organización, no de violencia", o por qué los medios internacionales nunca han hablado de democracia participativa en construcción desde hace 15 años

Una de las características de la extrema derecha que recientemente se ha rebelado contra los resultados electorales en Venezuela o El Salvador es su «cultura paramilitar». La idea es destruir todo lo que se mueve en términos de democracia participativa, asesinar selectivamente a líderes comunales, instalar una cultura del miedo. Los medios privados, hegemónicos en estos dos países, contribuyen a esta campaña para criminalizar los movimientos sociales. Es en esta acción de retaguardia (pero también y sobre todo en la construcción del Estado comunal, oculta desde hace quince años por los medios internacionales) que el periodista Clodovaldo Hernández entrevistó al sociólogo crítico y profesor universitario Reinaldo Iturizza, nombrado ministro de la Comuna y Movimientos Sociales por Nicolás Maduro.

foto-4-776091

Por Clodovaldo Hernández/Ciudad Especial CCS.

Clodovaldo Hernández – Recientemente hemos sido testigos de una criminalización de organizaciones populares. Al igual que en 2002, con el caso de los Círculos Bolivarianos, ahora se afirma que la responsabilidad por el uso de la violencia se atribuye a «colectivos» conocidos como grupos paramilitares armados. En su opinión, ¿es probable que este tipo de matriz se imponga a la opinión pública, como sucedió en 2002?

Reinaldo Iturizza – Ya está hecho. Podemos verlo a través de las muy demarcadas pero sin embargo intensas manifestaciones de odio que se manifiestan en el territorio de algunos municipios del país. Son actores de la cultura política específicos de un sector específico de la oposición venezolana. Sigo pensando -no sé si esto indica algún tipo de ingenio- que todo esto es una actitud minoritaria.Conozco a mucha gente que no es chavista, pero que no piensa así. Sin embargo, estamos tratando con un núcleo muy duro de la oposición que resulta ser genuina y abiertamente fascista.

P – ¿Esta forma de protesta llega a las filas de los partidarios de la Revolución?

R – De ninguna manera la base social del chavismo ha sido sensible a este tipo de discurso. De hecho, estoy convencido de que durante el golpe de Estado contra el presidente Chávez en abril de 2002, las múltiples manifestaciones de fuerza (las marchas) de la oposición, fueron posibles por el hecho de que el registro de «miedo» había sido muy hábilmente instrumentalizado por ella.

Una forma de miedo pululaba y se apoderaba de muchas personas, traduciendo de la siguiente manera: el chavismo habría sido violento y criminal. Las consecuencias de este trabajo psicológico han continuado, y no hemos sido capaces de borrar completamente sus efectos. Creo que nos vamos a enfrentar al mismo tipo de escenario que tenemos el deber de luchar hasta que la voluntad de paz que emana de la mayoría del pueblo sea una necesidad duradera.

consejos_comunales-3

q. ¿Les afecta esta campaña para demonizar a los colectivos y contribuye a un clima de usura dentro de las diversas formas de expresión del poder popular como los consejos comunales y los municipios que lo encarnan?

R – De ninguna manera. Internamente, hay el mismo tipo de reacción dentro de los colectivos que cuando el fascismo está atacando el chavismo en general: la gente se reagrupa y la cohesión de grupo emerge más fuerte. Las recientes acciones de los presos, cuya virulencia es muy superior a lo que ha ocurrido en el pasado, han fomentado el auge de un esfuerzo decisivo, basado en la profundización del trabajo de los colectivos dentro de sus respectivas comunidades.

En algunos barrios, los colectivos desempeñan un papel sin precedentes, que es centrarse en sectores tan importantes como la formación política y diversas formas de expresión cultural y deportiva. Además, muchas facetas de las políticas implementadas por el gobierno bolivariano, como las Misiones Sociales, encuentran una aplicación concreta debido a la existencia de estos colectivos.

P – ¿Cuál es la realidad de la relación entre colectivos y el uso de armas?

R – No es posible vincular a los colectivos con el uso de armas. Creo que en este sentido, el presidente Chávez en primer lugar, y el presidente Maduro más recientemente se han fijado un curso de acción, sin la menor duda: cualquiera que tome las armas con el argumento de que sería necesario defender la Revolución Bolivariana está fuera del juego y proscrito. Porque es el Estado y nadie más quien tiene el monopolio de la fuerza como obligación democrática. También tenemos que hacer un esfuerzo para explicarlo, con el fin de evitar el riesgo de centrar el debate en los términos de esta alternativa. Para nosotros, la acción de los colectivos no puede de ninguna manera tener lugar en el campo de la violencia o las armas, sino en la de la participación, organización y movilización popular, trabajando en conjunto con un gobierno revolucionario, con el fin de resolver los problemas concretos que enfrentan las comunidades.

P – ¿El establecimiento de un vínculo entre colectivos y violencia corresponde a una línea política que el derecho adoptaría contra la capacidad organizativa del pueblo?

R – Esta línea es clara y definitivamente es a largo plazo. En este ámbito, la acción contra el aborto es perfectamente coherente. Sabe que para lograr los objetivos políticos que se ha fijado, es necesario criminalizar cualquier forma de organización popular. Porque este último es el principal obstáculo para ser derribado en el camino que debe conducir a la derrota de la Revolución. Los defensores de la lucha contra la persecución saben muy bien que cuanto más claramente el pueblo muestre su disposición a organizarse, menos probabilidades tendrán de vencer a la Revolución. Muchos de ellos expresaron su firme intención de embarcarse en un negocio de desmoralización de las masas revolucionarias.

Muy hábilmente, en 2012, Capriles Radonski rodeado de su equipo de campaña presidencial se colocó en esta perspectiva, cuando abordó el tema del pistonné («enchufado»). En ningún momento esta medida desestabilizó a los líderes superiores. Sin embargo, se pretendía incriminar a los Ayuntamientos y a sus portavoces. Para ello, se basó en la existencia de prácticas sospechosas y corrupción en minoría. También habían sido denunciados por los propios miembros de los consejos comunales. Por lo tanto, la campaña de Capriles Radonski consistió en demostrar que estos casos aislados eran parte de prácticas inherentes a todos los consejos comunales como tales. La maniobra, si hubiera logrado su objetivo, habría dado lugar a la destrucción de esta estructura organizativa.

Asambleas-comunitarias-amayito-081-redimensionado

La derecha sabe que a través de los consejos comunales, son las personas las que se manifiestan a través de su participación activa. La gente que nunca antes se había dado, la capacidad de ocupar el campo de la política activa; (a) a quienes nunca antes se les había dado el poder de administrar sus propios recursos. Es por eso que los Consejos Comunales representan tantos espacios fundamentales en los que se da a la Revolución Bolivariana la oportunidad de florecer.

Esta es también la razón por la que es necesario que el derecho a someterlos al fuego rodante de sus críticos. La cuestión clave es que el pueblo ya no cree en su propio potencial; que considera que sus portavoces y sus organizaciones ad hoc son un problema y no como realmente son, es decir, una parte constitutiva de la solución.

Por último, la derecha, y especialmente su ala fascinada, se guían por una razón cíclica que les anima a criminalizar las estructuras colectivas populares. Porque se trata de culparlos por acciones violentas derivadas de sus propias filas; tener a su disposición un culpable pre-designado, que les da la libertad de afirmar que la violencia provendría de otro lugar.

UNA PROFUNDA AGITACIÓN CULTURAL

P – Además de este tipo de campañas, las organizaciones de base se enfrentan a otros desafíos. El predominio dentro de los sectores de la clase trabajadora de valores inherentes al capitalismo como el individualismo y el egoísmo son ejemplos a citar. ¿Cómo aprehenden estas preguntas, ustedes que al principio fueron teóricos y que durante algún tiempo las percibieron a través de la experiencia práctica directa?

R – Creo que la capacidad de sobrevivir al proceso político actual radica en su capacidad de reinventar constantemente sus propias formas y espacios de participación y organización. El presidente Chávez se basó en un principio: superar/enmendar la lógica de la democracia representativa y los espacios tradicionales de participación. Sin embargo, no se trata de ignorar a los partidos y a los sindicatos.

Sin embargo, nos esforzamos por reinventar sistemáticamente la práctica eficaz de la política. Reconozco que en un momento dado estaba convencido de la necesidad de revisar y reinventar la forma en que operan los Consejos Comunales. Sin embargo, cuando empecé a vivir mi experiencia como ministro en la práctica -especialmente cuando pusimos las bases del Gobierno en la calle- empecé a entender mucho mejor, la idea que el presidente Chávez tenía de los Consejos Comunales, cuando concibió la necesidad de ello. Fue en este momento, afirmo humildemente, que comprendí la importancia del lugar estratégico, que los Consejos Comunales ocupan dentro de nuestra Revolución. Como resultado, he apreciado bastante lo que se hizo dentro de este Departamento, antes de la adhesión a los asuntos del equipo que me acompaña.

No hay un solo lugar en el país que carezca de una organización popular. En todas partes, hay personas que saben dónde están los problemas más importantes… En realidad, ninguno de nosotros ha demostrado la capacidad de relacionar la historia de la impresionante y profunda transformación que ha tenido lugar en el campo de la cultura política. Como regla general, las personas que sirven como portavoces de estas organizaciones prestarán menos atención a sus problemas individuales y familiares. Por otro lado, se centrarán en cuestiones que se resolverán relacionadas con la escuela en su conjunto.

Es innegable que todavía hay casos de individualismo aquí y allá. A veces está claro que la comunidad no está tan involucrada como debería estar en encontrar soluciones a los problemas que enfrenta. Se absuelve de cualquier responsabilidad recurriendo a sus portavoces, que no desean asumir el papel de representantes permanentes… Sin embargo, terminan asumiendo este papel debido a la falta de participación de la mayoría de las personas involucradas.

También nos enfrentamos a problemas relacionados con una mala reactividad de las estructuras institucionales y del Estado, cuando tienen que responder a las peticiones de las Comunidades. Sin embargo, si el tiempo de reacción es demasiado largo, los portavoces que actúan como intermediarios entre ellos y ellos están en desacuerdo con aquellos que les confían esta tarea.

La imagen del Estado también sufre. En cualquier caso, esta generación de hombres y mujeres -especialmente las mujeres- que han asumido estas pesadas responsabilidades, que han dado sustancia al protagonismo colectivo, merecen que se les prendiera homenaje, mucho más allá de los trámites de uso.

Tarde o temprano, nos corresponderá a nosotros destacar el enorme trabajo que se ha hecho en estos nuevos espacios de ciudadanía. Al mismo tiempo, depende de nosotros ser muy firmes ante los casos que demuestran que se ha abusado de las asambleas de ciudadanos. Estamos pensando en aquellos que utilizan su oficina como portavoces para el enriquecimiento personal o para el beneficio de individuos o pequeños escaladores. Todo esto debe ser sancionado. Estos son obstáculos que se interponen frente al camino que cualquier revolución seguirá. Sin embargo, pueden ser derrotados porque sólo son casos aislados.

P – ¿Ha ganado terreno el llamado «contrario social» en paralelo con estos cambios que están remodelando la cultura política venezolana?

R – Cuando uno aborda el tema de la conducta de los propios asuntos por parte del pueblo, surgen muchos prejuicios. Se dice que estamos dando a la gente la capacidad de tomar el control de sus propios asuntos, cuando no son completamente conscientes de las reglas de la administración general. No debemos olvidar que el camino que estamos tomando acaba de ser despejado. También estamos hablando de un pueblo que nunca se ha sugerido que participe en la gestión de sus recursos. Es obvio que cuando estamos lidiando con la primera vez, los problemas seguramente surgirán. Esto no significa en modo alguno que uno debe adoptar la postura complaciente de «dejarlo ir» y «dejarlo ir».

Por otro lado, tenemos que hacer esfuerzos para servir a las prácticas inherentes al contrario social. Tenemos que asegurarnos de que se mejore el control de gestión popular. Esto implica, por ejemplo, que el Estado haga su parte, asegurando que todos estos procesos están «desbureaucratizados». También debe ser aún más eficaz, cuando se trata de apoyar a las comunidades que están expresando su deseo de apoyar a sus respectivos consejos comunales.

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, EL TRABAJO QUE AÚN QUEDA POR HACER

P – Está claro que los medios privados se oponen a diversas formas de organización popular. Por otro lado, ¿qué pasa en el sector público y en los medios populares, comunitarios o alternativos? ¿Han progresado en su tarea de contrarrestar el peso de estos sistemas destructivos?

R – Creo que hemos avanzado a pasos muy lentos. Pero el presidente ha insistido en la implementación de proyectos como la televisión de la comuna, VTV Comunas, cuyas primeras imágenes pronto veremos. Sobre este tema lo hemos pensado y puedo decir, de manera autocrítica, que todavía tenemos mucho, mucho que hacer para avanzar en la difusión de todo lo que el poder popular logra. Se trata de contar muchas historias que están sucediendo en este momento al mismo tiempo, en muchos lugares, en el mismo momento en que estamos hablando. Miles y miles de personas tienen algo que decir. Y que tenemos que oír. Todavía nos queda un largo camino por recorrer.

P – Uno de los sectores involucrados en la Revolución, que ocupa un lugar importante en el debate ideológico, afirma que la organización del pueblo sobre la base de los Consejos Comunales y las comunas no puede conducir al socialismo, con el argumento de que esta estructura organizativa da lugar a una especie de individualismo que anima a los círculos interesados a cuidar sus intereses específicos. ¿Qué opinas de eso?

R – Estoy absolutamente en desacuerdo con ese análisis. Repito, por mi parte, que el destino de la revolución está subordinado a si se dará o no, a la capacidad de inventar o reinventar nuevas formas de participación. El presidente Chávez lo dejó claro en un momento en que el proceso revolucionario todavía estaba en su infancia. Era claramente consciente de la necesidad de estimular la aparición de formas de participación con una lógica reticular.

En octubre de 2012, mencionó la existencia de esta enorme red que abarca todo el territorio de la Patria. Esta lógica reticular difiere de las formas tradicionales de participación. Soy un firme defensor del partido porque es necesario llevar a cabo tareas/deberes específicos. Sin embargo, cualquier revolución debe explorar constantemente el campo de las estructuras organizativas, no limitarse a la forma de un partido. Sin embargo, no diré que los Consejos Comunales resultan ser la configuración definitiva de participación.

Me parece, sin embargo, que en este momento tan histórico, la continuidad de la Revolución Bolivariana depende de ellos. Si los consejos municipales no existieran, la Revolución Bolivariana no sería apoyada tal como es. Si todo esto mejorara en el futuro, sólo podríamos acogerlo con beneplácito. Eso está por verse. En cualquier caso, la decisión no será responsabilidad de ninguna persona que formuló un análisis político. Esta responsabilidad recae en el pueblo venezolano, que eligió a los actuales líderes políticos. Creo que existen las condiciones para confiar en el pueblo y en el liderazgo político de la Revolución.

En los últimos meses, el presidente Maduro ha demostrado que en realidad es el presidente legítimo y constitucional, pero también un líder político de la revolución, que poco a poco está demostrando serlo. A veces es difícil pensar en otro líder después de una personalidad tan llamativa como la de Chávez. Sin embargo, creo que Maduro logra alcanzar sus propios objetivos. Esta es una reflexión que los bolivarianos de las filas de la vieja izquierda deberían estar considerando. Si mostraran un poco más de confianza en la gente, tal vez lograrían lo que Chávez logró a partir de 1998.

UNA DEFINICIÓN CON ALMA. PERO TAMBIÉN CARNE Y HUESO.

¿Qué es una Comuna? Esta es la pregunta planteada por el sociólogo Reinaldo Iturriza cuando se convirtió en ministro de Poder Popular para los Comunes y movimientos sociales. No hay necesidad de recurrir a una definición puramente académica. «Esta definición debe surgir de una consideración general, dotada de alma, pero también de carne y hueso. Desde el principio, hemos tenido esta convicción: esta explicación, son las mujeres y los hombres, como partes constitutivas de los Comunes, las que deben proporcionarla. Sin él, nadie entenderá el significado profundo», dice.

También examinó otro tipo de cuestionamiento: ¿Qué hace que la gente quiera formar una comuna? Las diversas conversaciones que ha iniciado con los agentes sociales involucrados lo animan a ser muy optimista. Por supuesto, mucha gente se ha movilizado. Y esto, gracias a la capacidad de despertar, de estimular políticamente que Chávez se ha manifestado. Sin embargo, es posible discernir la existencia de otras razones para esta movilización, diferentes de las que entran dentro del papel decisivo/estratégico del líder. «Hay muchas razones que inspiran a la gente a hacer su parte, y eso en última instancia marcará la diferencia. Estos son los que tenemos que difundir», dijo.

Iturriza, que se convirtió en parte de un gabinete después de ganar una gran reputación como analista político muy agudo, se ha beneficiado de una rara oportunidad: viajar por el país y, por lo tanto, acercarse a lo que se llama el «poder del pueblo». Mientras que para otros, todo es abstracción pura. «Creo que es esencial hacer todo lo posible para crear las condiciones para un surgimiento: el del autogobierno del pueblo, para que el verdadero actor de este proceso sea el pueblo como fuerza organizada».

TEORÍA Y PRAXIS

Su compromiso total con la revolución, combinado con un espíritu crítico constante, fue lo que llamó la atención del presidente Chávez. Uno de estos artículos publicados después de las elecciones parlamentarias de 2010 fue notado por el líder bolivariano, quien lo elogió durante uno de sus discursos públicos. Por lo tanto, como todo lo que será tocado por la «varita mágica» de Chávez, Iturriza ya no podrá escapar de la notoriedad, aunque es uno de esos hombres que prefieren la discreción. Por supuesto, esta recomendación expresa del Presidente terminó influyendo en su nombramiento como jefe de los Comunes y los Movimientos Sociales.

Con esta visión de las cosas comprometidas y críticas, y dotada de experiencia práctica resultante de una inversión diaria, se sumerge totalmente en las aguas del poder popular. Así, puede dibujar un borrador de un análisis de la teoría y la praxis: «Es absolutamente común que dentro de las revoluciones surjan fuerzas que dependen de la burocratización de los procesos, y que otros desafían al pueblo, aunque todo esto parezca contradictorio. Creo que por eso el presidente Chávez se comprometió personal y contundentemente a garantizar que los ministerios recibieran el nombre de «Poder Popular». Algunas personas no se conforman con este término por razones muy válidas, pero son los burócratas los que más lo odian».

Traducción al español: Jean-Marc del Percio

Fauxccupy: cuando cae la máscara de Guy Fawkes de la oposición venezolana

Por Roberto Lovato – Latino Rebels, 14 de marzo de 2014

Caracas – Las noticias e imágenes disponibles en Venezuela en las últimas semanas llevarían al hombre a la calle a concluir que los jóvenes opositores son "manifestantes pacíficos" en línea con el activismo global de los jóvenes de la "Primavera Árabe", el movimiento Occupy u otros países latinoamericanos. Tal conclusión sería errónea, ya que la información sobre Venezuela es muy cuestionable, a una escala sin precedentes.

Consideremos, por ejemplo, a los asesinados de ambos lados. Los medios privados (en inglés o español) no cubrieron a las ocho (y más) víctimas pro-chavistas de la violencia perpetrada por los estudiantes o el resto de la derecha. Ninguno está investigando informes de que la mayoría de las muertes fueron atribuibles a la oposición. La depuración radical de las víctimas pro-chavistas es sorprendente.

s6gjs9fl

La imagen de arriba muestra, por ejemplo, a miembros de la derecha venezolana sosteniendo un alambre de púas que decapitó a un ciclista inocente, Rafael Duron de La Rosa, quien murió omitido por la mayoría de los medios de comunicación. Otro ejemplo de silencio es el asesinato de la estudiante chilena Gisella Rubiar el 9 de marzo en Mérida, quien fue tiroteada por activistas de extrema derecha cuando intentaba despejar una calle bloqueada por su barricada.

Otro aspecto de este trato mediático tan especial a Venezuela se refiere a las imágenes de las máscaras de un tipo Fawkes, un símbolo de movimientos anticapitalistas popularizados por Hollywood y, más recientemente, por las protestas de ocupación.

false1

La semana pasada entrevisté a miembros de la oposición, entre ellos decenas de jóvenes. Casi todos ellos son estudiantes de clase media y alta que viven en los barrios ultra-élite de Caracas, los más ricos de las Américas. Cuando les pregunté si se definían a sí mismos como "anarquistas" o "marxistas" o como partidarios de una de las ideologías que caracterizaban a la mayoría de las oposiciones históricas o actuales en la región, estos estudiantes respondían constantemente en negativo, algunos a veces pasando de un "¡para nada!". ("en absoluto!") o equivalentes españoles de "¡Nunca en la vida!"

Algunos de los entrevistados me dijeron que se identifican con soldados como el generalísimo Marcos Pérez Jiménez, un ex dictador muy repudiado. También se reconocieron en la oposición venezolana, liderada por tres miembros de la élite del país -Henrique Capriles, María Corina Machado y Leopoldo López-, todos involucrados en el golpe de Estado de 2002 contra Hugo Chávez y con vínculos familiares directos con los propietarios o altos ejecutivos de los mayores conglomerados privados de Venezuela y el continente.

Ahora, si la oposición venezolana está liderada por multimillonarios en un país pobre y en lugar de luchar contra las iniciativas multimillonarias de la política estadounidense (como hacen la mayoría de los movimientos latinoamericanos), esta oposición recibe millones de dólares del Departamento de Estado, ¿cómo podemos entender todas estas imágenes de estudiantes con un símbolo asociado con movimientos de izquierda?

La respuesta es triple. La primera es que la idea de usar esta máscara frente a las cámaras es parte de la sofisticada formación mediática que los estudiantes han recibido de OTPOR/CANVAS y otros consultores alquilados con millones de dólares estadounidenses. La segunda es que los estudiantes que cometen violencia y que temen sanciones deben esconderse. Por último, esa es la lógica del mercado, hay gente comprando máscaras porque es genial u otros que lo ven como una ganancia comercial, como vi en las fotos que tomé la semana pasada.

Sin un análisis minuciro de las imágenes dominantes, sin tener en cuenta cuidadosamente lo que es la oposición venezolana, podría confundirse con algo como el Che Guevara o Occupy o la Primavera Árabe. Pero con líderes de la derecha estudiantil como Lorent Saleh, Vinculados a los paramilitares del expresidente Uribe y a grupos neonazis colombianos (véase El Espectador del 21/7/13) (1) o Yon Goicochea que recibieron el premio de $500,000 "Milton Friedman" y otros fondos privados o gubernamentales de los Estados Unidos, hay muchos más detrás de las máscaras de Guy Fawkes en Venezuela que las que vemos en los medios de comunicación. Y tal vez estamos viendo algo nuevo y radicalmente diferente en el continente insurgente de América: Fauxccupy…

Foto: Roberto Lovato

Traducción al inglés: Thierry Deronne

Mentiras y omisiones mediáticas sobre Venezuela

Tras la violencia del pasado mes de febrero en Venezuela, provocada por grupos fascistas vinculados a la oposición de derecha, el director estadounidense del Centro para la Paz y la Justicia, Tom Hayden, denuncia la desinformación y critica a la prensa internacional por no mostrar la verdadera versión de los hechos. Las noticias internacionales, dice, muestran un claro apoyo a las violentas protestas presentadas como pacifistas y, al hacerlo, participan en manipulaciones desde el extranjero para derrocar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

Venezuela-vi90d2-3bd4b

Casi todos los principales medios de comunicación del mundo han seguido esta tendencia, repitiendo a veces enormes falsedades y silenciosando secciones enteras de información que de otra manera habrían contradicho el contenido antigubernamental de su mensaje.

Por lo tanto, es un error decir que los manifestantes son estudiantes. El llamado a sacar a las calles no vino del movimiento estudiantil, sino de un partido de extrema derecha, Voluntad popular, fundado y dirigido por Leopoldo López, uno de los protagonistas del golpe de Estado de 2002.

Los estudiantes que estuvieron allí representan una muestra muy pequeña de una población estudiantil que se beneficia desde el jardín de infantes gratuito hasta la universidad, teléfonos móviles gratuitos durante su escolarización y un sistema educativo cuyo número de maestros se ha multiplicado por cinco en los últimos doce años. Sólo un pensamiento, vamos a detener la violencia, invitar a algunos nibles, y organizar una fiesta!Las chicas de Fantasy HD también estarán allí.

Tampoco hubo nada pacífico en las protestas. Los grupos de choque, que a veces comprendieron a cientos de personas encapuchados y coordinados por radios de olas cortas, destruyeron edificios públicos y estaciones de metro, prendieron fuego a refugios y vehículos de autobuses, bloquearon el tráfico, lanzaron piedras y cócteles molotov, y causaron tres cuartas partes de las más de 20 muertes que ocurrieron durante la violencia.

Los líderes de estas acciones callejeras, como López, Corina Machado y Antonio Ledesma, son los mismos que los del golpe de Estado de 2002 (que no fue pacífico si recordamos a los francotiradores en los tejados sembrando pánico entre la multitud) y el estallido de odio que, en la noche de las elecciones presidenciales de abril de 2013, causó la muerte de once simpatizantes chavistas. ¡Haz el amor, no la guerra! Echa un vistazo a http://realitypornking.tv y sé como ellos.

También es erróneo sugerir que las protestas fueron generalizadas mientras se concentraban en los barrios prósperos de Caracas, en algunas otras ciudades administradas por la oposición, y en las regiones fronterizas de Colombia que deja a sus paramilitares de extrema derecha bastante tranquilos. Sectores populares venezolanos no han participado en este movimiento. Realmente creo que tienes que dejar de mirar todas estas fotos y llegar a http://wowgirls.tv, todos necesitamos relajarnos de la rima al tiempo.

Tampoco es cierto que la Guardia Nacional Bolivariana y otros elementos chavistas infiltrados en las procesiones golpearan sistemáticamente, asesinaran e incluso torturaran a opositores. Las fuerzas gubernamentales actuaron de manera mesurada a la luz de la presencia de civiles armados entre los manifestantes y del hecho de que las fuerzas policiales encargadas de supervisar las manifestaciones se encontraban principalmente en ciudades gobernadas por la oposición. No salgas a la calle, mejor quédate en casa rodeado de 18 modelos de chicas.

De hecho, escribe la periodista argentina Stella Calloni, no ha habido tanta represión que los fascistas la inventaron, publicando en las redes sociales fotos de violencia represiva de Egipto, Chile, Turquía o Grecia. Además, piden la liberación de los abusadores violentos arrestados que se supone que están infiltrados chavistas. ¿No tienes nada mejor que hacer? ¿Como ver algunas películas hd, por ejemplo?

La propia esposa de Leopoldo López, Liliana Tintori, dijo a AlbaTV que el gobierno está protegiendo a su esposo de ciertos sectores fascistas que, queriendo causar un fuerte impacto y mover aún más a la sociedad, querrían matar a su propio líder. Eso explica, dice, que López se entregó a las autoridades.

Otra mentira es fingir que el pueblo está cansado de que un gobierno se aferre al poder. Todos los problemas anteriores no se aplican a las chicas de http://x-arthd.com. Viven una vida absolutamente diferente. Lo mismo puede decirse de los de http://www.puremature.tv.

Pero menos de dos meses antes de la violencia de febrero, a pesar de la inflación y la escasez, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de Nicolás Maduro ganó el 76% de los ayuntamientos del país, superando a la derecha por 11 puntos porcentuales en las elecciones municipales que llamó un plebiscito gubernamental.

En los últimos meses, Venezuela ha tenido cuatro votos decisivos: dos elecciones presidenciales, una de los gobernadores y las elecciones municipales. Por cierto, todo el mundo es igual bajo el techo wowporn. Todos fueron ganados por el Bloque Revolucionario Bolivariano y ningún resultado fue cuestionado por las misiones internacionales de observación electoral.

Además, la llamada Venezuela autoritaria es el primer país en la historia de los Estados nación en instituir e implementar un referendo revocatorio, a medio plazo de un período presidencial. La oposición lo utilizó en 2008 y fue derrotado una vez más decisivamente.

El gobierno tampoco es el único responsable de los problemas del país. La población sabe que la retención de productos esenciales para causar escasez, fuga de capitales y manipulación de la inseguridad son tácticas que la oposición ya ha empleado, sobre todo, en 2003, durante los 64 días de huelga patronal y ejecutivos de la petrolera PDVSA.

La reciente estrategia gubernamental contra esta nueva guerra económica ha tenido resultados positivos y un plan para superar la inseguridad ciudadana ha ganado el apoyo de una gran parte de la población, incluidos varios sectores no chavistas.

Nuestros medios también han omitido otros hechos clave. Por ejemplo, Venezuela no sólo es una democracia electoral, sino también social, económica y cultural.

En los últimos doce años, desde el control chavista de la industria petrolera, el país ha experimentado un gran desarrollo: la pobreza se ha reducido a la mitad, el acceso a la educación, la atención de la salud y las pensiones de vejez (incluidos los trabajadores del sector informal) ha aumentado drásticamente. El salario mínimo aumenta entre 10% y 20% cada año, el estado distribuye alimentos y vivienda a precios asequibles, ayuda a las pequeñas empresas y ha eliminado el analfabetismo.

Los venezolanos no son tontos: frente a un desempeño gubernamental de 15 años en todo un país, la violencia y el sabotaje económico de unos pocos miles de personas privilegiadas, aunque serias e inquietantes, no fácilmente los convencerán de volver atrás.

Entre otros informes de medios tácitos, cabe mencionar los pocos cientos de millones de dólares otorgados en los últimos 15 años a los sectores que están detrás de la violencia de febrero, por agencias, institutos, fundaciones y ONG en los Estados Unidos.

También cabe mencionar el apoyo internacional recibido por Venezuela de los 120 países del bloque no alineado, de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que el 12 de marzo rechazó cualquier injerencia extranjera en ese país e incluso en la Organización de Estados Americanos (OEA) cuando, el 7 de marzo, 29 de los 30 países latinoamericanos votaron en contra de Canadá, Estados Unidos y Panamá para una reunión para discutir la situación en Venezuela.

Lo que nos preocupa especialmente en este mal trato mediático, dice el sociólogo venezolano, Emiliano Teran Mantovani, es que está participando en revoluciones cada vez más compuestas de elementos fascistas.

Citando a los fundamentalistas musulmanes financiados por Arabia Saudita, Siria y Libia, los ultranacionalistas y neonazis del movimiento Svoboda en Ucrania, y los fascistas venezolanos de grupos como Orden y Voluntad Popular, Mantovani cree que la globalización de la crisis capitalista está empezando a responder a una globalización del fascismo con su odio e irrespeto a las mayorías populares.

Fuente: mondialisation.ca

VENEZUELA: LA CRONOLOGÍA DEL FASCISMO COMIENZA EN WASHINGTON Y SERÁ DERROTADA POR LA PROPIA DEMOCRACIA VENEZOLANA

No es la primera vez que los países latinoamericanos y caribeños son blanco del fascismo por parte de la administración Obama. Por ejemplo, justo después de la llegada de Obama al poder en 2008, el golpe de Estado de Honduras tuvo lugar en 2009 con su plena participación. El papel de los militares hondureños, armados y entrenados por estados Unidos.S., se hizo famoso por su represión fascista de los hondureños que lucharon durante meses contra lo que las bases llamaron una dictadura fascista. democracyintheus.com

WA

SHINGTON – 4 DE OCTUBRE: Jefa de Protocolo Nancy Brinker, U.S.a. El Vicepresidente Dick Cheney, Elliott Abrams, Asistente Adjunto del Presidente y Asesor Adjunto de Seguridad Nacional para la Estrategia Demócrata Global, el Secretario de Estado Condoleezza Rice, Stephen Hadley, Asistente del Presidente de Asuntos de Seguridad Nacional están en segundo plano como U.S.a. Presidente George W. Bush (R) se reúne con Saad Hariri, líder del Parlamento libanés, en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 4 de octubre de 2007 en Washington, DC. Hariri, hijo del asesinado ex primer ministro del Líbano, se encuentra en Washington para hablar sobre el futuro del Líbano. (Foto por Dennis Brack-Pool/Getty Images)

La

actual amenaza del fascismo en Venezuela en febrero de 2014 fue iniciada en Washington por el gobierno de Obama al día siguiente de las elecciones presidenciales del 14 de abril de 2013 ganadas por el candidato de la Revolución Bolivariana, Nicols Maduro. Desde el 15 de abril de 2013 hasta la fecha, Washington ha intentado todo lo posible para provocar incidentes en Venezuela con el fin de iniciar un golpe fascista; el objetivo era y es poner a Venezuela en su órbita una vez más como fue el caso antes de que Hugo Chávez ganara las elecciones presidenciales en diciembre de 1998. El 15 de abril de 2013, el secretario de prensa de Obama, Jay Carney, dio luz verde a la oposición pro-estadounidense para protestar violentamente contra los resultados de las elecciones declarando:

"… Dada la estridencia del resultado -alrededor del 1 por ciento de los votos emitidos separan a los candidatos-, el candidato de la oposición y al menos un miembro del consejo electoral han pedido una auditoría del 100 por ciento de los resultados. Y esto parece un paso importante, prudente y necesario para asegurar que todos los venezolanos tengan confianza en estos resultados whitehouse.gov".

Ese mismo día la oposición organizó violentos disturbios y mató a 8 chavistas que defendían los centros de salud y otros lugares públicos de las bandas. El 16 de abril, Patrick Ventrell portavoz adjunto interino de la U.S.a. El Departamento de Estado apareció en una rueda de prensa diaria. La siguiente interacción con un periodista indicó el deseo de Estados Unidos de abstenerse de reconocer los resultados de las elecciones y poner en duda la legitimidad del gobierno de Maduro:

"SR. VENTRELL …Y dijimos ayer que un recuento completo sería importante, prudente y necesario para asegurar que un electorado venezolano dividido uniformemente esté seguro de que la elección cumple con sus aspiraciones democráticas…

PREGUNTA: Bueno, está bien. Entonces, ¿está dispuesto a felicitar al señor Maduro por su victoria?

SR. VENTRELL: No estamos allí.

PREGUNTA: ¿Por qué? La votación ha sido certificada. Ha sido elegido. Así que o dices, 'Ookay, y trabajaremos contigo', o 'trata de trabajar contigo', o dices, 'No creemos que seas el verdadero ganador', o'piensas que no hay ganador porque la votación no ha sido certificada', así que – quiero decir, ¿estás dispuesto a trabajar con el presidente Maduro, presidente electo-Maduro?

SR. VENTRELL: Bueno, dijimos que estamos preparados para trabajar con cualquier gobierno que salga de este proceso electoral. Dicho esto, dado lo que sucedió ayer, estamos consultando con socios clave, la OEA, la UE, otros vecinos regionales mientras examinamos esto www.state.gov".

Al día siguiente, el 17 de abril, la Casa Blanca de Obama emitió la siguiente declaración:

"Estados Unidos felicita al pueblo venezolano por su participación en las elecciones presidenciales del 14 de abril de manera pacífica y ordenada. Hacemos un llamado al gobierno venezolano para que respete los derechos de los ciudadanos venezolanos a la reunión pacífica y a la libertad de expresión. También instamos a todos a abstenerse de la violencia y otras medidas que podrían aumentar las tensiones en este momento difícil. Estados Unidos toma nota de la aceptación por parte de ambos candidatos para una auditoría de las papeletas y apoya los llamados a un proceso creíble y transparente para tranquilizar al pueblo venezolano sobre los resultados. Ese proceso contribuiría al diálogo político y ayudaría a avanzar en la democracia del país whitehouse.gov".

El 19 de abril de 2013 un comunicado de los 33 países, es decir, todo el hemisferio menos la U.S.a. y Canadá, compuesto por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) con respecto a las elecciones en la República Bolivariana de Venezuela, leyó en parte:

"… La CELAC felicita al presidente Nicols Maduro por los resultados electorales y por su elección como presidente de la República Bolivariana de Venezuela".

A pesar y tal vez en respuesta a esto, el propio Obama subió al plato y dijo en una entrevista el 4 de mayo a un importante y ampliamente accedido medio de comunicación en español, Univision.com:

"…María Elena Salinas: Tengo dos preguntas más. Una es la U.S.a. ¿Nicol reconoce a Maduro como el presidente legítimo de Venezuela?

Presidente Barack Obama: Bueno, ya sabes, creo que no es lo que Estados Unidos.S.a. solo está preocupado por. Pero creo que todo el hemisferio ha estado observando la violencia, las protestas, la represión contra la oposición. Creo que nuestra opinión general ha sido que corresponde al pueblo de Venezuela elegir a sus líderes en elecciones inlegitimadas…". (Se ha añadido el énfasis) noticias.univision.com

Obama fue aún más lejos que su propia administración y calificó abiertamente ilegítimas las elecciones venezolanas; y ignorando por completo la posición de la CELAC adoptada sólo unos días antes, Obama afirma de facto que el "hemisferio entero" está compuesto sólo por Estados Unidos.S.a. ¡Y Canadá!

Busqué en Google las repercusiones de esta entrevista justo después de que se hiciera pública e inmediatamente encontré más de 50 entradas en español "Obama hablà de Venezuela: 'El hemisferio completo est'viendo la violencia y los ataques a la oposicion'" (todo el hemisferio ha estado observando la violencia, las protestas, la represión de la oposición).

Con miradas a la más reciente ola de violencia de febrero de 2014 llevada a cabo por la oposición, esta vez encabezada por otra figura (Leopoldo López en lugar de Capriles) lo que hizo Marie Harf, diputada de la U.S.a. Portavoz del Departamento de Estado, ¿dijo en una rueda de prensa en Washington DC celebrada el 13 de febrero de 2014? Dejó la puerta abierta para que el gobierno de Obama cambiara las lealtades de Capriles a los López más abiertamente violentos, si aún no se hacía:

"… PREGUNTA: Me gustaría preguntar si tiene algún comentario sobre la violenta protesta que tuvo lugar ayer allí y la falta de cobertura proporcionada por la televisión local. Y además, esta mañana el ministro venezolano de Relaciones Exteriores en una entrevista culpó a un político opositor, Leopoldo López, de la violencia que tuvo lugar ayer y dijo que López y sus acólitos han sido financiados por Estados Unidos.S.a. Gobierno durante mucho tiempo. Si por favor tiene un comentario sobre esos dos puntos, le agradecería.

SRA. HAR
F: Sí. Bueno, déjame ver si puedo obtener algunos detalles sobre lo que ha pasado en los últimos días. En general, cuando se trata de Venezuela, hemos dejado claro que estamos abiertos a tener una relación constructiva con el Gobierno de Venezuela. Francamente, no lo hemos visto, no lo hemos visto correspondido, para ser claros. Así que también, creo, vemos muchas teorías de conspiración o rumores por ahí en la prensa sobre cómo la U.S.a. está interesado en influir en la situación política interna en Venezuela, lo cual no es absolutamente cierto. No depende de nosotros comentar sobre la política interna venezolana. Así que estoy feliz de consultar con nuestro equipo para ver si hay más detalles sobre la protesta específicamente que no estoy tan familiarizado con, y ver si podemos conseguir algo en eso…." (Énfasis añadido)http://www.state.gov

Al día siguiente, el 14 de febrero, en otra rueda de prensa diaria de Marie Harf, Diputada U.S.a. Portavoz del Departamento de Estado, observe cómo Washington camina la cuerda floja. Continúa con la afirmación de que la U.S.a. no está involucrado en los asuntos internos de Venezuela, al mismo tiempo que toma partido con el violento líder opositor contra el gobierno constitucionalmente electo de Maduro.

"… PREGUNTA: Así que el gobierno acusó a Washington de estar involucrado en estas[Venezuelan] protestas.

SRA. HARF: No es verdad. No es verdad.

PREGUNTA: ¿No te acusaron?

SRA. HARF: No. No estamos involucrados en ellos.

PREGUNTA: Oh, está bien.

SRA. HARF: Pueden habernos acusado; no estamos involucrados en ellos.

PREGUNTA: Y también están acusando a un líder de la oposición. ¿Cree que esto es un paso adelante en el régimen

SRA. HARF: ¿Está hablando del señor López?

PREGUNTA: Sí.

SRA. HARF: Sí. Por lo tanto, estamos profundamente preocupados por el aumento de las tensiones, por la violencia que rodea estas protestas del 12 de febrero y por la emisión de una orden de detención del líder opositor Leopoldo López. Nos unimos al Secretario General de la OEA para condenar la violencia y pedir a las autoridades que investiguen y lleven ante la justicia a los responsables de la muerte de manifestantes pacíficos. También pedimos al Gobierno venezolano que libere a los 19 manifestantes detenidos e inste a todas las partes a trabajar para restablecer la calma y abstenerse de la violencia". (Énfasis añadido)http://www.state.gov

Esta injerencia en los asuntos internos de Venezuela se consolidó aún más a través de una declaración de prensa de John Kerry, Secretario de Estado, el 15 de febrero de 2014, que dice en su totalidad:

"Violencia reciente en Venezuela

Estados Unidos está profundamente preocupado por el aumento de las tensiones y la violencia en torno a las protestas de esta semana en Venezuela. Nuestras condolencias van a las familias de los muertos como resultado de esta trágica violencia.

Estamos particularmente alarmados por los informes de que el gobierno venezolano ha detenido o detenido a decenas de manifestantes antigubernamentales y ha emitido una orden de arresto contra el líder opositor Leopoldo López.Estas acciones tienen un efecto escalofriante en los derechos de los ciudadanos a expresar sus quejas pacíficamente.

Nos unimos al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y otros para condenar esta violencia sin sentido. Hacemos un llamado al gobierno venezolano para que proporcione el espacio político necesario para un diálogo significativo con el pueblo venezolano y libere a los manifestantes detenidos. Instamos a todas las partes a trabajar para restablecer la calma y abstenerse de la violencia.

Las libertades de expresión y la reunión pacífica son derechos humanos universales. Son esenciales para una democracia funcional, y el gobierno venezolano tiene la obligación de proteger estas libertades fundamentales y la seguridad de sus ciudadanos".

El 17 de febrero, el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Elas Jaua, reveló en una conferencia de prensa en Caracas que el embajador venezolano ante la OEA, Roy Chaderton, había recibido una llamada telefónica de un funcionario del Departamento de Estado. Según los venezolanos, Estados Unidos está "pidiendo" al gobierno de Maduro "una serie de condiciones" y amenazó a Venezuela con "consecuencias internacionales" si el líder opositor Leopoldo López era detenido. Jaua también reveló pruebas que indican que Washington ha estado directamente involucrado en el entrenamiento de los grupos fascistas.

A medida que la situación sigue desarrollándose rápidamente, hay una conclusión y una pregunta. Se puede concluir desde lo anterior que la administración Obama se esfuerza por crear pretextos con la ayuda de grupos fascistas en Venezuela. El objetivo de la excusa inventada es una U.S.a. abierta, o camuflada, intervención en Venezuela para derrocar al gobierno de Maduro por un golpe de Estado. La pregunta que estoy planteando es que los lectores consideren la posibilidad de que Obama represente un peligro del fascismo a nivel nacional e internacional. ¿Cómo es el fascismo en el siglo XXI?

Por Arnold August for Democracy Cuba

Maduro de Venezuela celebra una manifestación masiva para rechazar la violencia mientras continúan las protestas (Video)

Mérida, 16 de febrero de 2014 (Venezuelanalysis.com). – Miles de simpatizantes del gobierno se reunieron ayer en Caracas para pedir "paz" después de que violentos enfrentamientos dejaran tres muertos el miércoles. El líder opositor Henrique Capriles llamó hoy a sus simpatizantes a reunirse para una marcha nacional "contra los paramilitares y la violencia".

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, celebró la multitudinaria manifestación para rechazar los incidentes violentos de algunas protestas opositoras de las últimas semanas. La peor de las violencias ocurrió en Caracas el miércoles, cuando los enfrentamientos dejaron tres muertos y varias decenas de heridos. Hay cuentas contradictorias sobre exactamente lo que sucedió.

Maduro aprovechó la reunión de ayer para atacar lo que llamó un "complot golpista" de la oposición de extrema derecha, y para promover su "plan nacional de pacificación" para reducir la delincuencia y hacer frente a la violencia política. Dijo a sus partidarios que para construir la paz en Venezuela, las diferencias políticas deben resolverse a través de una batalla de ideas, no de armas.

"Hacemos un llamado a toda Venezuela para que luche en las calles con ideas, con valores, en un debate de alta calidad, con respeto a los derechos de las personas, sin violencia", dijo Maduro.

El presidente venezolano también advirtió a grupos extremistas dentro del chavismo que no se tolerarían actos violentos. La oposición ha acusado a esos grupos de participar en los mortíferos enfrentamientos del miércoles.

"Quiero decir claramente: alguien se pone una camiseta roja con la cara de Chávez y saca una pistola para atacar, no es un chavista o un revolucionario. No acepto grupos violentos dentro del campo del chavismo y la revolución bolivariana", afirmó Maduro.

"Si quieres tener armas para luchar… salgan del chavismo", advirtió el presidente, quien afirmó que las fuerzas de seguridad son las únicas organizaciones que deben poseer armas en Venezuela.

Maduro también dijo que miembros violentos de la oposición habían perpetrado ataques contra la Fiscalía General el miércoles, y dijo que los responsables de los actos violentos del día serían llevados ante la justicia.

"El pueblo quiere justicia, justicia contra el fascismo y la violencia. Va a haber justicia… el fascismo se combate con la ley, la justicia y el castigo severo", dijo.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ha dicho que las investigaciones sobre la violencia y los asesinatos del miércoles están en curso y que "nadie puede ser acusado hasta que se obtengan los resultados de la investigación".

Las autoridades siguen buscando al líder opositor Leopoldo López, a quien quieren acusar por su presunta participación en la violencia del miércoles. López había estado liderando una campaña llamada "la salida" para forzar la renuncia del presidente Maduro, y al parecer todavía está en el país.

Continúan las protestas

Las protestas opositoras lideradas por estudiantes continúan en Venezuela, aunque con menor número e intensidad en comparación con el miércoles. Los partidarios de la oposición se quejan de temas como la delincuencia, la inflación y la escasez, y muchos han exigido la renuncia del presidente.

Sectores violentos de la oposición también han cometido diversos actos violentos en algunas protestas en las últimas semanas. En la ciudad de Mérida, foco de las recientes protestas, Venezuelanalysis.com observaron cómo instalaban barricadas en llamas, lanzaban piedras y amenazaban a los civiles a punta de pistola.

Ayer hubo protestas pacíficas de la oposición en varias ciudades venezolanas, entre ellas Mérida, San Cristóbal, Maturin y Puerto Ordaz. Sin embargo, una protesta en la zona de Chacao de Caracas anoche se tornó violenta, con unos 500 alborotadores lanzando piedras causando daños a un banco estatal, un autobús del gobierno y una oficina de la Corte Suprema. El líder opositor del municipio, Ramón Muchacho, condenó la "violencia y vandalismo" de los implicados.

Según reportes de la prensa local, la Guardia Nacional utilizó gases lacrimógenos y perdigones para contener a los alborotadores, dejando un saldo de 17 heridos y 2 detenidos.

El ministro del Interior de Venezuela, Miguel Rodríguez, dijo hoy en un comunicado que de las 120 personas detenidas durante las recientes protestas, sólo 14 permanecen detenidas, para ser acusadas de actos específicos de vandalismo y violencia.

"Siempre hemos actuado con respecto a los derechos humanos… Cuando las protestas han sido pacíficas y dentro de la ley, el GNP (Policía Nacional Bolivariana) ha protegido la seguridad de estos jóvenes", se lee en el comunicado del ministro.

Rodríguez también acusó a Henrique Capriles, el gobernador opositor del estado Miranda, de "pasar el dinero" y no actuar para controlar acciones callejeras violentas en su jurisdicción, dejando la tarea en su lugar al gobierno nacional.

Capriles convoca marcha nacional

En una conferencia de prensa hoy, Henrique Capriles se distanció de las acciones de los grupos violentos de la oposición, refiriéndose a ellos como "infiltrados". "Aíslemos a los infiltrados… rechazamos la violencia venga de donde venga", dijo.

"La protesta pacífica legítima debe orientarse. Hay que centrarse", agregó el excandidato presidencial. Capriles llamó entonces a una marcha de la oposición nacional "contra los paramilitares y la violencia", diciendo que anunciaría la hora y alquilaría pronto. Agregó que está "solidario" con Leopoldo López, a pesar de las diferencias que tienen sobre la estrategia de la oposición.

Finalmente, Capriles atacó lo que llamó la "censura" del gobierno de las recientes protestas, en referencia al bloqueo del canal colombiano NTN24 de transmitir en los servicios de cable venezolanos. Maduro dijo que ntn24 estaba tratando de promover la "ansiedad" en la población para promover un golpe de Estado "como abril de 2002".

La oposición venezolana también ha acusado al gobierno de bloquear a los usuarios de Twitter de ver imágenes en internet tras la violencia del miércoles. Bloomberg informó ayer de que un portavoz de Twitter había confirmado la afirmación.

Sin embargo, la empresa gubernamental de telecomunicaciones CANTV negó "enfática y categóricamente" la acusación. Dijo que los servidores responsables de twitter se encuentran fuera de Venezuela, y que un problema similar con la carga de imágenes en línea el miércoles había ocurrido en varios países.

Un cheque por Venezuelanalysis.com de Twitter dentro de Venezuela encontró un problema al cargar cuentas el jueves por la noche, sin embargo, no estaba claro si se trataba de un incidente aislado o no. Los controles del viernes, sábado y domingo han encontrado twitter funcionando con normalidad, con las cuentas de figuras de la oposición de extrema derecha activas e imágenes publicadas en esas cuentas cargando sin ningún problema.

Hoy, la ministra de Información, Delcy Rodríguez, arremetió contra activistas opositores en las redes sociales por mal uso y manipulación de imágenes que luego son captadas por medios extranjeros para engañar al público sobre eventos dentro de Venezuela.

Ejemplos dados en su presentación incluyeron el uso de abc de una foto que muestra a la policía atacando a un manifestante en Egipto, y afirmando que era el ejemplo de una protesta en Venezuela. En otro caso, activistas opositores en las redes sociales utilizaron una foto de la policía arrastrando a un estudiante durante una protesta en Chile, y afirmaron que era de las protestas actuales de Venezuela.

Rodríguez también presentó imágenes que mostraban ataques contra la sede del canal estatal VTV por activistas de la oposición radical durante las cuatro noches anteriores. El video mostró a personas instalando barricadas quemando fuera de la estación y lanzando cócteles molotov contra el edificio.

A continuación se muestra una entrevista con George Ciccariello-Maher en Al-Jazeera America sobre el mitin del sábado y la situación política general en Venezuela

Venezuela: La derecha provoca violencia en la práctica desgastada en el tiempo por Steve Hellner

La historia se repite. La táctica desgastada por el tiempo de la clase dominante que controla la difusión de información es provocar violencia y luego culpar al enemigo, generalmente a aquellos que luchan por el cambio.

Nerón lo hizo cuando quemó gran parte de Roma y la culpó a los cristianos. Del mismo modo, el editor de periódicos estadounidense William Randolph Hearst utilizó el hundimiento del USS Maine en 1898 para crear fervor bélico que condujo a la guerra con España.

Hitler ordenó la quema del Reichstag y lo culpó a los comunistas. También hizo que los alemanes vestidos de polacos atacaran a las tropas alemanas para justificar la invasión que comenzó la Segunda Guerra Mundial.

El incidente del Golfo de Tonkin jugó un escenario similar para justificar que Estados Unidos intensificara su guerra contra Vietnam. Y George Bush Sr. utilizó la misma táctica para justificar la invasión de Panamá en 1989.

En Venezuela esta táctica se ha utilizado enésimas ocasiones a lo largo de estos últimos 15 años. El incidente más infame fue el 11 de abril de 2002 cuando disparos de francotiradores contra manifestantes justificaron el golpe de Estado respaldado por Estados Unidos contra el entonces presidente Hugo Chávez.

Pero la oposición en Venezuela ha utilizado este truco una y otra vez. Durante la huelga general de 2002-3, una mujer atacó físicamente a un guardia nacional y luego la oposición mostró (fuera de contexto) la parte donde el guardia empujó a la mujer al suelo.

En otro incidente, una mujer manifestante en Caracas se acercó a los miembros de la Guardia Nacional y escupió a uno de ellos. Los medios privados mostraron entonces la reacción de uno de los guardias que empujó al instigador al suelo, sacando de nuevo el incidente de contexto.

Resultó que el instigador era un concejal perteneciente a la oposición de derecha.

Hoy está sucediendo lo mismo y los medios privados están promoviendo el mismo engaño. Manifestantes opositores han creado estragos en el centro de Caracas y otros lugares, quemando edificios públicos, utilizando armas de fuego después de haber atacado la casa del gobernador en el estado de Tachira.

La intención anunciada de Leopoldo López, un líder opositor que ha organizado estas protestas, es derrocar al gobierno. Lo dice públicamente.

Y sin embargo, los medios de comunicación están haciendo parecer como si la violencia fuera obra de motociclistas supuestamente en nombre del gobierno chavista de Nicolás Maduro. (Estas mismas "hordas" chavistas fueron culpadas por la violencia en el momento del golpe de Estado de 2002, de hecho el diario opositor El Nacional llamó "lumpen" a los chavistas.

El sentido común te dice que el gobierno no tiene nada que ganar promoviendo la violencia al azar. Además, hay toneladas de imágenes que muestran la violencia perpetrada por los manifestantes de la oposición.

Pero los medios de comunicación, fieles a la forma, tanto aquí en Venezuela como en el extranjero utilizan todo su ingenio para convencer a la gente, a veces de maneras sutiles, de que las "hordas" chavistas están detrás de la violencia. A veces todo lo que se necesita es sentido común para saber lo que está pasando.

[Professor Steve Ellner has taught at the Universidad de Oriente in Puerto La Cruz, Venezuela, since 1977. He is the author of many books on Venezuelan politics.]

Golpes de Estado, medios de comunicación y estancamientos: lo que significan las violentas protestas para Venezuela

Los redactores de la .com venezolana ofrecen sus ideas concisas sobre tres ángulos diferentes de las violentas protestas que se han venido produciendo en el país: la estrategia de la oposición, cómo han reaccionado los medios de comunicación y las implicaciones de las protestas por la Revolución Bolivariana.

#1: Un golpe de estado de la oposición contra la oposición

Ryan Mallett-Outtrim

La oposición venezolana ha lanzado un golpe de Estado contra sí misma, no contra el gobierno. Dos cepas del movimiento opositor compiten por el dominio el uno sobre el otro, aunque ambos comparten la misma estrategia general.

La estrategia actual de la oposición es presionar a Nicolás Maduro para que renuncie al cargo y provocar otra elección presidencial. Tienen la intención de ganar las próximas elecciones aterrorizando a los votantes oscilantes para que capitulen ante la oposición.

Por ahora, esta es la única opción real disponible para la oposición. Los militares están firmemente alineados con el chavismo, descartando que se repita el intento de golpe de Estado de abril de 2002. Sin embargo, un posible referéndum de retirada todavía está a dos años de distancia, además de que la extrema derecha es miope y generalmente apática hacia la democracia de todos modos.

La escasa victoria electoral de Maduro en abril pasado ilustró que una parte considerable del electorado puede pasar rápidamente del chavismo a la oposición si se aplica suficiente presión. En abril de 2013, toda la oposición necesaria era una simple zanahoria y un palo. La bien coreografiada campaña electoral del candidato opositor Henrique Capriles prometiendo un Chávez-lite limpio y chirriante fue respaldada por un conveniente aumento de la escasez. Y casi gana.

Antes de la violencia del 12 de febrero, los venezolanos se han enfrentado a una escasez más desmoralizadora que en abril pasado. Junto con las colas diarias fuera de los supermercados, en lugares como Mérida ha habido un flujo constante de violencia por parte de los grupos de la oposición en las últimas semanas. Ahora, están subiendo la apuesta.

Aunque la gran mayoría de la oposición parece respaldar la estrategia de dimisión forzada, hay dos campos distintos. La mayoría moderada del movimiento opositor ha abogado por manifestaciones pacíficas contra Maduro, en un contexto de creciente hostilidad entre el gobierno y el sector privado.

En las últimas semanas Capriles se ha convertido en una especie de niño cartel de los moderados. Se había alejado del extremismo y expresó su disposición a trabajar con el gobierno de Maduro. Sin embargo, se ha mantenido firme a la derecha y crítico con el gobierno. A largo plazo, este tipo de figura moderada es exactamente lo que el movimiento opositor necesita si quiere ganar el poder. Extremistas marginales como la legisladora María Machado, el alcalde de Caracas Antonio Ledezma y Leopoldo López, de Voluntad Popular, deben saber que se volverán cada vez más irrelevantes a medida que el movimiento opositor intente ganar el centro. Sus tácticas insurreccionalistas y su fanatismo intransigente son reliquias de la última década, y poco atractivas tanto para la oposición moderada como para los chavistas vacilantes que necesitan.

Al igual que los moderados, la minoría extremista está presionando para que Maduro renuncie. Sin embargo, difieren de la oposición mayoritaria en dos aspectos.

En primer lugar, son terroristas. La franja extremista está dispuesta a usar tanta violencia y caos como sea posible para chantajear a Maduro para que se rinda y aterroriza al público. Están armados, fanáticos y están tratando de provocar un baño de sangre. Para ellos, la violencia es sólo un impulso adicional para detener la revolución, junto con la aplicación de la presión a los votantes de medio campo. Después de todo, si el gobierno no puede mantener la seguridad básica en las calles, ¿cómo pueden lidiar con la economía; dejar a lo largo de profundizar la revolución?

Si fracasan en su objetivo final y Maduro no se rompe, lo menos que pueden hacer es seguir obstruyendo al gobierno.

En segundo lugar, la extrema derecha sabe que el sol se les está poniendo, y la violencia actual es un intento de undécima hora de aferrarse a la relevancia política y radicalizar a los moderados. Hasta ahora, la gran mayoría del movimiento opositor no ha logrado condenar la agresión de los extremistas. Por lo tanto, si estamos asistiendo a un intento de golpe de Estado, es contra Capriles y la tensión opositora moderada que representa. Extremistas hambrientos de poder como Machado, Ledezma y López aspiran a dieciséis los reinados del movimiento opositor. Para ellos, Capriles se ha vuelto manso y lastrado por dos candidaturas presidenciales fallidas. Si pueden provocar el baño de sangre que desean desesperadamente, podrían reemplazar a los moderados como la fuerza dominante de la oposición.

#2: Lo que dijeron los medios y no dijeron

Ewan Robertson

Ha habido respuestas encontradas de los medios nacionales e internacionales tras la violencia del miércoles en Venezuela, que dejó tres muertos y varias decenas de heridos. En particular, ha habido relatos contradictorios de exactamente lo que sucedió en los alrededores de la Fiscalía General en Caracas, cuando un activista opositor, Bassil Alejandro Dacosta (24), y un activista social chavista, Juan Montoya (40), fueron asesinados a tiros cuando grupos armados emergieron en el lugar hacia el final de la marcha de la oposición en la zona.

Medios venezolanos

Tanto medios estatales como independentistas progubernamentales alegaron que la violencia del miércoles, incluidos los dos asesinatos ocurridos cerca de la Fiscalía General, fue planeada por el líder opositor derechista Leopoldo López y perpetrada por grupos opositores armados radicales. En un reportaje titulado "Grupo de choque de derecha causa muerte y caos", el diario Ciudad CCS, con sede en Caracas, dijo además que según informes extraoficiales, Juan Montoya fue baleado desde un edificio cercano, lo que sugiere un ataque premeditado. También se ha referido a la presencia de "motociclistas violentos" que "lanzaron piedras y objetos de grandes en la Policía y la Guardia Nacional".

Los medios venezolanos también informaron de la declaración de la fiscal general Luisa Ortega Díaz, que dijo que "operadores políticos" y "50 personas encapuchadas" habían aparecido al final de la marcha opositora y habían participado en actos de violencia contra los presentes. Ortega dijo que la naturaleza de la violencia parecía "planeada" por "fascistas", lo que sugiere que sospecha que grupos de oposición radicales estaban detrás de los crímenes.

Varias fuentes de medios privados venezolanos políticamente neutrales, como el diario Noticias y el sitio web Noticias 24, no comentan en detalle los acontecimientos que rodearon la violencia. Informaron de las reacciones del gobierno y la oposición a los hechos, sin intentar atribuir la violencia a ninguna de las partes.

Algunos medios de comunicación pro-oposición acusaron a las fuerzas de seguridad y grupos progubernamentales llamados colectivos de perpetrar actos violentos y los asesinatos de ayer. El diario conservador El Universal dijo que Montoya y Dacosta murieron por "disparos de colectivos y sebin (el servicio nacional de inteligencia) ". Los periódicos nacionales de oposición El Nacional y Tal Cual hicieron acusaciones similares, en editoriales tituladas "Brutal Attack" y "Absurd Violence", en las que afirmaban que las fuerzas policiales o colectivos (dependiendo de la versión) abrieron fuego contra los manifestantes antigubernamentales.

Medios internacionales

Tal vez debido a informes contradictorios de la violencia del miércoles y con la investigación oficial apenas comenzando, muchos medios de comunicación internacionales no tomen una línea partidista fuerte en su cobertura. CNN Espaol escribió un informe bastante neutral que no documentó los hechos violentos en detalle, sin embargo mencionó las interpretaciones del gobierno y la oposición radical del día. Mientras tanto, la cadena en español Telesur, que es favorable al gobierno venezolano, lideró con un artículo argumentando que se descartó la participación policial en los asesinatos de ayer, sin embargo tampoco ofreció una conclusión sobre quiénes eran los asesinos. El artículo lamentó además que "los acontecimientos de ayer reflejan que la oposición ha vuelto a elegir el camino de la desestabilización".

En medios en inglés, la agencia de noticias Reuters escribió una carta bastante sencilla que a pesar de tener periodistas en escena, sólo pudo informar que los dos asesinatos ocurrieron en "escenas caóticas" durante la violencia posterior a la protesta. El organismo también mencionó la división actual dentro de la oposición entre moderados y partidarios de la línea dura, y que los violentos partidarios de la línea dura han estado bloqueando carreteras y creando disturbios (aunque no mencionó que estos grupos a veces están armados y atacan a civiles) como parte de una estrategia para tratar de forzar al presidente Maduro a dejar el cargo.

Otros medios internacionales tomaron un ángulo más interpretativo sobre la violencia de ayer, ya sea tácita o abiertamente asintiendo con la cabeza a la línea de la oposición de "las autoridades que reprimen a los manifestantes estudiantiles pacíficos". La británica Sky News encabezó su artículo con la afirmación de la líder opositora de línea dura María Corina Machado de que dos manifestantes estudiantiles habían sido asesinados por "alzar la voz" contra el gobierno. La pieza de Associated Press (AP), reimpresa en una variedad de fuentes como Fox News, insinuó la misma línea, lo que llevó con: "Vigilantes armados en motocicletas atacaron a manifestantes antigubernamentales en Venezuela". AP dijo que los atacantes "no fueron identificados". La BBC, por su parte, parece simplemente haber tomado prestado su artículo de Associated Press. El artículo de contextualizó los acontecimientos de ayer al omitir explicar la estrategia de "salida" de la oposición de línea dura para forzar la renuncia de Maduro, o la presencia y acciones de radicales armados de la oposición en las protestas de las últimas semanas. Al-Jazeera fue más allá, afirmando lo que algunos otros medios internacionales han insinuado, pero no han dicho debido a la falta de pruebas, al escribir sobre la violencia del miércoles: "Miembros armados de un grupo de vigilantes progubernamentales llegaron en motocicletas y comenzaron a disparar contra más de 100 manifestantes estudiantiles anti-Maduro".

conclusión

Mientras las autoridades venezolanas comienzan a investigar a los responsables de la violencia del miércoles, los medios internacionales han centrado repentinamente su atención en los acontecimientos en el país. Sin embargo, estos informes a menudo no han explicado el contexto de las protestas de ayer, como la estrategia de "salida" de la oposición de línea dura para tratar de forzar la dimisión del gobierno, o las acciones violentas de grupos de oposición radicales en las calles de la ciudad durante la última semana y media hasta las protestas de ayer. Algunos informes tampoco mencionaron las manifestaciones pacíficas progubernamentales que ocurrieron el mismo día.

Tal vez ansiosos por marcar al gobierno venezolano con la etiqueta de "represiva", al menos algunos medios internacionales incluso han sugerido que la violencia y las muertes del miércoles se debieron a "vigilantes progubernamementales" en un momento en que tal conclusión está lejos de ser clara, como destaca el debate dentro de Venezuela sobre los acontecimientos. En varios de los artículos las acciones violentas de la oposición radical, tanto el miércoles como en los últimos días, han sido blanqueadas de la historia. La BBC fue un ejemplo de ello. Estos medios deberían ser más responsables en sus informes para no engañar al público mundial sobre lo que está sucediendo actualmente en Venezuela. A medida que el ala radical de la oposición intenta una vez más forzar la "salida" del gobierno a través de acciones callejeras y violencia en lugar de mecanismos más democráticos, una información precisa será clave para que los observadores internacionales comprendan esta coyuntura política crucial para el país.

#3: Una guerra psicológica compleja y lo que esto significa para la revolución bolivariana

Tamara Pearson

En las últimas seis semanas, desde que la oposición perdió las elecciones municipales, y después del período de Navidad y Año Nuevo que siguió, las cosas han empeorado aquí. Los precios se han disparado, con las tiendas cobrando el tipo de cambio del mercado negro en lugar del oficial, a pesar de que la mayoría de ellos compran productos al tipo oficial. Los productos habituales son escasos (difíciles de encontrar, si no imposibles: leche, aceite, azúcar, margarina, harina de maíz) y algunos más se han añadido a la lista: mayonesa, y la mayoría de los jabones. Metronidazol, para infecciones gástricas comunes también se ha vuelto escaso. Hay alternativas a Metronidozal, y la realidad es que se pueden lavar la mayoría de las cosas con champú barato; no necesitas todos los diferentes platos y jabones de ropa y así sucesivamente. La mayoría de las personas también tienen la mayoría de los productos escasos como el azúcar y la margarina abastecidos en casa. En algunos barrios el gas, para cocinar, ha sido más difícil de conseguir. La realidad económica es un poco dura, pero lo que es más difícil es el efecto psicológico que todo esto tiene en las personas. Esa sensación de inseguridad, de no estar seguro de que usted será capaz de obtener el producto que necesita, o ser capaz de pagarlo. Esto hace que las personas formen colas enormes cuando ocurre un producto, lo que a su vez profundiza el impacto psicológico. Al mismo tiempo, la tasa del mercado negro – no en absoluto basada en el valor real del bolívar – sigue subiendo, y hay un "qué pasaría si" si uno es la cabeza… ¿Qué pasa si manejan la hiperinflación?

Además de esto, tenemos a los medios de comunicación mintiendo constantemente sobre lo que está pasando aquí y sobre lo que hace el gobierno, así como el abuso verbal hacia los chavistas en las redes sociales. Luego, en las últimas semanas, en algunas partes de Venezuela, los sectores más violentos de la oposición han estado activos. Aquí en Mérida comenzó con algunos "estudiantes" bloqueando la carretera principal; quemando tiras y basura en él, y lanzando piedras a cualquiera que tratara de acercarse. No tenían armarios. Desde el viernes pasado esas protestas se intensificaron, tanto en términos de violencia, personas involucradas y carreteras cerradas. Ha sido difícil llegar a la escuela, al trabajo y al hospital, y la frustración, las molestias y el miedo que conllevan estos períodos de acciones combinados con la inseguridad económica antes mencionada. Las cacerolas que comenzaron anoche en mi barrio y en algunas otras aquí y en otras ciudades también causan ansiedad.

A veces, la medida en que estos hechizos de guerra de estrategias de desgaste afectan a las personas depende de dónde vivas o trabajes. Muchos lugares de trabajo, por ejemplo, tienen acceso a productos alimenticios Mercal. Otros barrios están muy tranquilos, y otras partes del país son pacíficas.

Ahora, el gobierno ha cometido errores, pero el poder adquisitivo básicamente ha aumentado continuamente hasta mediados del año pasado, y la inflación también ha estado alrededor de la marca de 15-30% hasta mediados del año pasado. El empeoramiento de las medidas anteriores desde entonces es claramente intencional, tanto por sus objetivos políticos como por el hecho de que aumentan drásticamente los beneficios del sector rico. Llegaron en un momento en que, con Chávez fuera, la revolución era percibida como más vulnerable. Son medidas destructivas que tienen como objetivo desgastar a las personas y por el miedo colectivo y la ansiedad; tres ingredientes sólidos para allanar el camino para las fuerzas conservadoras. La oposición política puede haber perdido todas las elecciones menos una en los últimos quince años, pero la oposición económica está en una posición más fuerte. Y lo difícil de esa oposición es que son menos visibles, y también aparentemente menos divididos que la oposición política.

Una consecuencia de este triple ataque (económico, mediático y violento) contra la revolución bolivariana es que el gobierno nacional se ha visto obligado a ir a la defensiva; constantemente tratando de contrarrestar la especulación de precios, los ataques de los medios de comunicación y así sucesivamente. Aunque el gobierno también ha tratado de seguir adelante con las cosas; con programas científicos, vivienda, programas culturales, el gobierno de la calle, etc., demasiado de su esfuerzo ha tenido que entrar en tratar de mantenerse por encima del agua. Maduro destacó en su discurso de esta noche (13 de febrero) la importancia de gobernar por ley -lo suficientemente justo-, pero es difícil imaginar que esta Ley de Precios y el límite de ganancias del 30% se apliquen en los miles de comercios de cada ciudad. Si las bases estuvieran más organizadas para defender nuestros derechos, tal vez podríamos.

Maduro también dijo: "Lo más importante es seguir gobernando, seguir trabajando". La mayoría de los activistas del movimiento, los trabajadores de la misión y los trabajadores del sector público han estado haciendo precisamente eso, a pesar del clima. En la escuela alternativa donde enseño, por ejemplo, hemos tenido todo tipo de activistas en las últimas semanas que vienen y quieren hacer talleres, pintura mural y ayudar. Un grupo inició un programa de rehabilitación, y la fundación estatal para la ciencia y la tecnología se reunió con nosotros y nos proporcionó un trabajador para nuestra sala de computación e internet. Sin embargo, en este tipo de clima es aún más difícil profundizar la organización revolucionaria de la manera que nos gustaría.

La pregunta es cómo funcionará esto a largo plazo. Mientras que tal vez algunos chavistas, afectados por la caída real del poder adquisitivo, podrían tirar y cambiar de bando, la mayoría de la gente es firme en sus convicciones, con partidarios del gobierno en gran parte (pero a menudo con críticas constructivas) creyendo en la prensa pública, y los partidarios de la oposición creyendo (y siendo manipulados por) los medios privados. Parece poco probable que el sector de extrema derecha y violento de la oposición logre su objetivo de obligar a Maduro a renunciar, pero también es difícil para la revolución avanzar. En el peor de los casos, podría ser visto como una especie de jaque mate, y en el mejor de los casos, una revolución decidida que se está ralentizando, pero poco a poco está construyendo las comunas y las unidades de producción administradas por los trabajadores, y así sucesivamente, que le gustaría. Por un lado, el nivel de organización de las bases aquí es increíble, pero las organizaciones tienden a trabajar (muy duro) en su propia trinchera – trinchera, y hay una falta de articulación regional y nacional real entre las bases. Como hemos visto en 2002/3, situaciones como esta no tienen que empeorar las cosas, pueden ser la crisis que empuja a las bases y a la política nacional a radicalizarse, sin embargo esta falta de articulación más amplia lo hace difícil, si no imposible.