Categoría: opinión

VENEZUELA: LA CRONOLOGÍA DEL FASCISMO COMIENZA EN WASHINGTON Y SERÁ DERROTADA POR LA PROPIA DEMOCRACIA VENEZOLANA

No es la primera vez que los países latinoamericanos y caribeños son blanco del fascismo por parte de la administración Obama. Por ejemplo, justo después de la llegada de Obama al poder en 2008, el golpe de Estado de Honduras tuvo lugar en 2009 con su plena participación. El papel de los militares hondureños, armados y entrenados por estados Unidos.S., se hizo famoso por su represión fascista de los hondureños que lucharon durante meses contra lo que las bases llamaron una dictadura fascista. democracyintheus.com

WA

SHINGTON – 4 DE OCTUBRE: Jefa de Protocolo Nancy Brinker, U.S.a. El Vicepresidente Dick Cheney, Elliott Abrams, Asistente Adjunto del Presidente y Asesor Adjunto de Seguridad Nacional para la Estrategia Demócrata Global, el Secretario de Estado Condoleezza Rice, Stephen Hadley, Asistente del Presidente de Asuntos de Seguridad Nacional están en segundo plano como U.S.a. Presidente George W. Bush (R) se reúne con Saad Hariri, líder del Parlamento libanés, en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 4 de octubre de 2007 en Washington, DC. Hariri, hijo del asesinado ex primer ministro del Líbano, se encuentra en Washington para hablar sobre el futuro del Líbano. (Foto por Dennis Brack-Pool/Getty Images)

La

actual amenaza del fascismo en Venezuela en febrero de 2014 fue iniciada en Washington por el gobierno de Obama al día siguiente de las elecciones presidenciales del 14 de abril de 2013 ganadas por el candidato de la Revolución Bolivariana, Nicols Maduro. Desde el 15 de abril de 2013 hasta la fecha, Washington ha intentado todo lo posible para provocar incidentes en Venezuela con el fin de iniciar un golpe fascista; el objetivo era y es poner a Venezuela en su órbita una vez más como fue el caso antes de que Hugo Chávez ganara las elecciones presidenciales en diciembre de 1998. El 15 de abril de 2013, el secretario de prensa de Obama, Jay Carney, dio luz verde a la oposición pro-estadounidense para protestar violentamente contra los resultados de las elecciones declarando:

"… Dada la estridencia del resultado -alrededor del 1 por ciento de los votos emitidos separan a los candidatos-, el candidato de la oposición y al menos un miembro del consejo electoral han pedido una auditoría del 100 por ciento de los resultados. Y esto parece un paso importante, prudente y necesario para asegurar que todos los venezolanos tengan confianza en estos resultados whitehouse.gov".

Ese mismo día la oposición organizó violentos disturbios y mató a 8 chavistas que defendían los centros de salud y otros lugares públicos de las bandas. El 16 de abril, Patrick Ventrell portavoz adjunto interino de la U.S.a. El Departamento de Estado apareció en una rueda de prensa diaria. La siguiente interacción con un periodista indicó el deseo de Estados Unidos de abstenerse de reconocer los resultados de las elecciones y poner en duda la legitimidad del gobierno de Maduro:

"SR. VENTRELL …Y dijimos ayer que un recuento completo sería importante, prudente y necesario para asegurar que un electorado venezolano dividido uniformemente esté seguro de que la elección cumple con sus aspiraciones democráticas…

PREGUNTA: Bueno, está bien. Entonces, ¿está dispuesto a felicitar al señor Maduro por su victoria?

SR. VENTRELL: No estamos allí.

PREGUNTA: ¿Por qué? La votación ha sido certificada. Ha sido elegido. Así que o dices, 'Ookay, y trabajaremos contigo', o 'trata de trabajar contigo', o dices, 'No creemos que seas el verdadero ganador', o'piensas que no hay ganador porque la votación no ha sido certificada', así que – quiero decir, ¿estás dispuesto a trabajar con el presidente Maduro, presidente electo-Maduro?

SR. VENTRELL: Bueno, dijimos que estamos preparados para trabajar con cualquier gobierno que salga de este proceso electoral. Dicho esto, dado lo que sucedió ayer, estamos consultando con socios clave, la OEA, la UE, otros vecinos regionales mientras examinamos esto www.state.gov".

Al día siguiente, el 17 de abril, la Casa Blanca de Obama emitió la siguiente declaración:

"Estados Unidos felicita al pueblo venezolano por su participación en las elecciones presidenciales del 14 de abril de manera pacífica y ordenada. Hacemos un llamado al gobierno venezolano para que respete los derechos de los ciudadanos venezolanos a la reunión pacífica y a la libertad de expresión. También instamos a todos a abstenerse de la violencia y otras medidas que podrían aumentar las tensiones en este momento difícil. Estados Unidos toma nota de la aceptación por parte de ambos candidatos para una auditoría de las papeletas y apoya los llamados a un proceso creíble y transparente para tranquilizar al pueblo venezolano sobre los resultados. Ese proceso contribuiría al diálogo político y ayudaría a avanzar en la democracia del país whitehouse.gov".

El 19 de abril de 2013 un comunicado de los 33 países, es decir, todo el hemisferio menos la U.S.a. y Canadá, compuesto por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) con respecto a las elecciones en la República Bolivariana de Venezuela, leyó en parte:

"… La CELAC felicita al presidente Nicols Maduro por los resultados electorales y por su elección como presidente de la República Bolivariana de Venezuela".

A pesar y tal vez en respuesta a esto, el propio Obama subió al plato y dijo en una entrevista el 4 de mayo a un importante y ampliamente accedido medio de comunicación en español, Univision.com:

"…María Elena Salinas: Tengo dos preguntas más. Una es la U.S.a. ¿Nicol reconoce a Maduro como el presidente legítimo de Venezuela?

Presidente Barack Obama: Bueno, ya sabes, creo que no es lo que Estados Unidos.S.a. solo está preocupado por. Pero creo que todo el hemisferio ha estado observando la violencia, las protestas, la represión contra la oposición. Creo que nuestra opinión general ha sido que corresponde al pueblo de Venezuela elegir a sus líderes en elecciones inlegitimadas…". (Se ha añadido el énfasis) noticias.univision.com

Obama fue aún más lejos que su propia administración y calificó abiertamente ilegítimas las elecciones venezolanas; y ignorando por completo la posición de la CELAC adoptada sólo unos días antes, Obama afirma de facto que el "hemisferio entero" está compuesto sólo por Estados Unidos.S.a. ¡Y Canadá!

Busqué en Google las repercusiones de esta entrevista justo después de que se hiciera pública e inmediatamente encontré más de 50 entradas en español "Obama hablà de Venezuela: 'El hemisferio completo est'viendo la violencia y los ataques a la oposicion'" (todo el hemisferio ha estado observando la violencia, las protestas, la represión de la oposición).

Con miradas a la más reciente ola de violencia de febrero de 2014 llevada a cabo por la oposición, esta vez encabezada por otra figura (Leopoldo López en lugar de Capriles) lo que hizo Marie Harf, diputada de la U.S.a. Portavoz del Departamento de Estado, ¿dijo en una rueda de prensa en Washington DC celebrada el 13 de febrero de 2014? Dejó la puerta abierta para que el gobierno de Obama cambiara las lealtades de Capriles a los López más abiertamente violentos, si aún no se hacía:

"… PREGUNTA: Me gustaría preguntar si tiene algún comentario sobre la violenta protesta que tuvo lugar ayer allí y la falta de cobertura proporcionada por la televisión local. Y además, esta mañana el ministro venezolano de Relaciones Exteriores en una entrevista culpó a un político opositor, Leopoldo López, de la violencia que tuvo lugar ayer y dijo que López y sus acólitos han sido financiados por Estados Unidos.S.a. Gobierno durante mucho tiempo. Si por favor tiene un comentario sobre esos dos puntos, le agradecería.

SRA. HAR
F: Sí. Bueno, déjame ver si puedo obtener algunos detalles sobre lo que ha pasado en los últimos días. En general, cuando se trata de Venezuela, hemos dejado claro que estamos abiertos a tener una relación constructiva con el Gobierno de Venezuela. Francamente, no lo hemos visto, no lo hemos visto correspondido, para ser claros. Así que también, creo, vemos muchas teorías de conspiración o rumores por ahí en la prensa sobre cómo la U.S.a. está interesado en influir en la situación política interna en Venezuela, lo cual no es absolutamente cierto. No depende de nosotros comentar sobre la política interna venezolana. Así que estoy feliz de consultar con nuestro equipo para ver si hay más detalles sobre la protesta específicamente que no estoy tan familiarizado con, y ver si podemos conseguir algo en eso…." (Énfasis añadido)http://www.state.gov

Al día siguiente, el 14 de febrero, en otra rueda de prensa diaria de Marie Harf, Diputada U.S.a. Portavoz del Departamento de Estado, observe cómo Washington camina la cuerda floja. Continúa con la afirmación de que la U.S.a. no está involucrado en los asuntos internos de Venezuela, al mismo tiempo que toma partido con el violento líder opositor contra el gobierno constitucionalmente electo de Maduro.

"… PREGUNTA: Así que el gobierno acusó a Washington de estar involucrado en estas[Venezuelan] protestas.

SRA. HARF: No es verdad. No es verdad.

PREGUNTA: ¿No te acusaron?

SRA. HARF: No. No estamos involucrados en ellos.

PREGUNTA: Oh, está bien.

SRA. HARF: Pueden habernos acusado; no estamos involucrados en ellos.

PREGUNTA: Y también están acusando a un líder de la oposición. ¿Cree que esto es un paso adelante en el régimen

SRA. HARF: ¿Está hablando del señor López?

PREGUNTA: Sí.

SRA. HARF: Sí. Por lo tanto, estamos profundamente preocupados por el aumento de las tensiones, por la violencia que rodea estas protestas del 12 de febrero y por la emisión de una orden de detención del líder opositor Leopoldo López. Nos unimos al Secretario General de la OEA para condenar la violencia y pedir a las autoridades que investiguen y lleven ante la justicia a los responsables de la muerte de manifestantes pacíficos. También pedimos al Gobierno venezolano que libere a los 19 manifestantes detenidos e inste a todas las partes a trabajar para restablecer la calma y abstenerse de la violencia". (Énfasis añadido)http://www.state.gov

Esta injerencia en los asuntos internos de Venezuela se consolidó aún más a través de una declaración de prensa de John Kerry, Secretario de Estado, el 15 de febrero de 2014, que dice en su totalidad:

"Violencia reciente en Venezuela

Estados Unidos está profundamente preocupado por el aumento de las tensiones y la violencia en torno a las protestas de esta semana en Venezuela. Nuestras condolencias van a las familias de los muertos como resultado de esta trágica violencia.

Estamos particularmente alarmados por los informes de que el gobierno venezolano ha detenido o detenido a decenas de manifestantes antigubernamentales y ha emitido una orden de arresto contra el líder opositor Leopoldo López.Estas acciones tienen un efecto escalofriante en los derechos de los ciudadanos a expresar sus quejas pacíficamente.

Nos unimos al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y otros para condenar esta violencia sin sentido. Hacemos un llamado al gobierno venezolano para que proporcione el espacio político necesario para un diálogo significativo con el pueblo venezolano y libere a los manifestantes detenidos. Instamos a todas las partes a trabajar para restablecer la calma y abstenerse de la violencia.

Las libertades de expresión y la reunión pacífica son derechos humanos universales. Son esenciales para una democracia funcional, y el gobierno venezolano tiene la obligación de proteger estas libertades fundamentales y la seguridad de sus ciudadanos".

El 17 de febrero, el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Elas Jaua, reveló en una conferencia de prensa en Caracas que el embajador venezolano ante la OEA, Roy Chaderton, había recibido una llamada telefónica de un funcionario del Departamento de Estado. Según los venezolanos, Estados Unidos está "pidiendo" al gobierno de Maduro "una serie de condiciones" y amenazó a Venezuela con "consecuencias internacionales" si el líder opositor Leopoldo López era detenido. Jaua también reveló pruebas que indican que Washington ha estado directamente involucrado en el entrenamiento de los grupos fascistas.

A medida que la situación sigue desarrollándose rápidamente, hay una conclusión y una pregunta. Se puede concluir desde lo anterior que la administración Obama se esfuerza por crear pretextos con la ayuda de grupos fascistas en Venezuela. El objetivo de la excusa inventada es una U.S.a. abierta, o camuflada, intervención en Venezuela para derrocar al gobierno de Maduro por un golpe de Estado. La pregunta que estoy planteando es que los lectores consideren la posibilidad de que Obama represente un peligro del fascismo a nivel nacional e internacional. ¿Cómo es el fascismo en el siglo XXI?

Por Arnold August for Democracy Cuba

Venezuela: La derecha provoca violencia en la práctica desgastada en el tiempo por Steve Hellner

La historia se repite. La táctica desgastada por el tiempo de la clase dominante que controla la difusión de información es provocar violencia y luego culpar al enemigo, generalmente a aquellos que luchan por el cambio.

Nerón lo hizo cuando quemó gran parte de Roma y la culpó a los cristianos. Del mismo modo, el editor de periódicos estadounidense William Randolph Hearst utilizó el hundimiento del USS Maine en 1898 para crear fervor bélico que condujo a la guerra con España.

Hitler ordenó la quema del Reichstag y lo culpó a los comunistas. También hizo que los alemanes vestidos de polacos atacaran a las tropas alemanas para justificar la invasión que comenzó la Segunda Guerra Mundial.

El incidente del Golfo de Tonkin jugó un escenario similar para justificar que Estados Unidos intensificara su guerra contra Vietnam. Y George Bush Sr. utilizó la misma táctica para justificar la invasión de Panamá en 1989.

En Venezuela esta táctica se ha utilizado enésimas ocasiones a lo largo de estos últimos 15 años. El incidente más infame fue el 11 de abril de 2002 cuando disparos de francotiradores contra manifestantes justificaron el golpe de Estado respaldado por Estados Unidos contra el entonces presidente Hugo Chávez.

Pero la oposición en Venezuela ha utilizado este truco una y otra vez. Durante la huelga general de 2002-3, una mujer atacó físicamente a un guardia nacional y luego la oposición mostró (fuera de contexto) la parte donde el guardia empujó a la mujer al suelo.

En otro incidente, una mujer manifestante en Caracas se acercó a los miembros de la Guardia Nacional y escupió a uno de ellos. Los medios privados mostraron entonces la reacción de uno de los guardias que empujó al instigador al suelo, sacando de nuevo el incidente de contexto.

Resultó que el instigador era un concejal perteneciente a la oposición de derecha.

Hoy está sucediendo lo mismo y los medios privados están promoviendo el mismo engaño. Manifestantes opositores han creado estragos en el centro de Caracas y otros lugares, quemando edificios públicos, utilizando armas de fuego después de haber atacado la casa del gobernador en el estado de Tachira.

La intención anunciada de Leopoldo López, un líder opositor que ha organizado estas protestas, es derrocar al gobierno. Lo dice públicamente.

Y sin embargo, los medios de comunicación están haciendo parecer como si la violencia fuera obra de motociclistas supuestamente en nombre del gobierno chavista de Nicolás Maduro. (Estas mismas "hordas" chavistas fueron culpadas por la violencia en el momento del golpe de Estado de 2002, de hecho el diario opositor El Nacional llamó "lumpen" a los chavistas.

El sentido común te dice que el gobierno no tiene nada que ganar promoviendo la violencia al azar. Además, hay toneladas de imágenes que muestran la violencia perpetrada por los manifestantes de la oposición.

Pero los medios de comunicación, fieles a la forma, tanto aquí en Venezuela como en el extranjero utilizan todo su ingenio para convencer a la gente, a veces de maneras sutiles, de que las "hordas" chavistas están detrás de la violencia. A veces todo lo que se necesita es sentido común para saber lo que está pasando.

[Professor Steve Ellner has taught at the Universidad de Oriente in Puerto La Cruz, Venezuela, since 1977. He is the author of many books on Venezuelan politics.]